miércoles, 20 de mayo de 2020

Desahogo

A veces, nos tenemos que parar, descansar y buscar otro camino.

Estoy agotada, esta situación cada vez me tiene más absorbida, he pasado por miles de fases, pero he vuelto a caer, emocionalmente no sé ni cómo estoy, demasiadas cosas en las que pensar y que desarrollar, no puedo más.

Martín no quiere hacer nada, ni se le pasa por la cabeza hacer alguna actividad que nos mandan desde el cole, me siento totalmente incapacitada, no sé cómo animarlo, veo los trabajos de los demás peques y el mío, pasa. Por no hacer, ni escribe su nombre, él va por libre.

Sigo sin dormir bien, porque Martín sigue viniendo a nuestra cama, está incómodo porque no cabemos en una cama de 135cm, cada día me levanto con dolores en lugares insospechados, se pasa toda la noche pellizcándome el pecho o buscándome, pero así es el día a día también, tiene una gran dependencia, de verdad que no sé cómo hacerlo.

Ari, cada día tiene más deberes, conectarse a una plataforma online para hacerlos y entrar en libros online, si a mí, me cuesta, imaginar a un peque de 10 años...de verdad???

Estoy desbordada, no sé si estoy haciendo las cosas bien o mal, el caso es que poca colaboración tengo.

Hoy, me encerraría a llorar durante horas en mi cuarto, necesito desenredar los nudos que tengo en la garganta.

Qué difícil es todo cuando crees que empiezas a ver la luz.

Odio esta situación

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...