lunes, 18 de abril de 2011

18 de abril de 2010

A estas horas, hace un año, me habían ingresado con una preeclampsia severa, proteurina elevadísima en la orina y allí estaba yo, sola, monitorizada, con un horrible dolor de cabeza, de estómago que me tenía doblada, vomitando cada dos por tres, con algunas contracciones y sin saber qué pasaría, pero presagiaba lo peor, nada más meterme en la sala de monitores, primer pinchazo una vía un poco más arriba de la muñeca, bastante cómoda por cierto, después pastillas varias que ahora no sabría decir para que servían y como colofón: CORTICOIDES PARA UN GRAN PREMATURO, en ese momento se me vino el mundo al suelo, no podía pensar, sólo quería estar con mi marido, que a estas alturas venía corriendo porque le llamaron del hospital preveyendo una posible cesárea de urgencia esa misma noche.

Yo soy muy cabezota y ese día 18 de abril había llamado a mis amigos y a mi cuñado antes que a mi marido, pensando que no sería nada y qué equivocada estaba, el caso es que el día 16 cuando salía del hospital le decía a mi marido: LA PROXIMA VEZ QUE VENGA SERA PARA TENER A MI NIÑA, casualidad o sexto sentido pero así fue.

Esa misma noche ingresé en la URPA y de ahí no saldría, pero eso, eso ya será otro cuento.

2 comentarios:

Jeza Bel dijo...

Enhorabuena por el esfuerzo y la constancia!!!...seguro que después de un año, Ariadna está hecha una niña preciosa!!!
Yo estoy casi empezando mi aventura como madre, Vega tiene 2 meses 1 semana y 1 día.

Si te apetece pasarte por mi blog:
http://vegamidulcedechocolate.blogspot.com

Un saludo!!

MIA dijo...

Gracias por pasarte Jezabel, me alegro de que te guste mi rinconcito, ya me di una vueltina por tu blog, esta genial, me veras a menudo por alli.

Disfruta de Vega que crecen muyyy rapido

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...