viernes, 29 de abril de 2011

23 de abril de 2011

Hoy me acabo de enterar, no sabéis cuánto dolor me ha entrado, la de lágrimas que he soltado mientras leía cada una de las palabras descritas por una compañera del foro de prematuros.

Llevaba un embarazo complicado, pero nada hacía preveer el fatal desenlace, se pasaba los últimos días de la semana pasada con contracciones, contracciones que el 23 de abril de 2011 a las 18:33 se convertían en un precioso bebé llamado E., este vikingo, como bien le llamabamos en el foro, luchó y luchó hasta que su fuerza se fue apagando, poco a poco tenía menos ganas de vivir con nosotros hasta que un día después de su nacimiento, se fue, voló con los angelitos.

No me puedo ni imaginar ese dolor que los papás están sufriendo, me siento culpable de haber estado celebrando el cumpleaños de mi pequeña luchadora y que nuestro vikingo se haya ido. Madre mía, por favor, no hay palabras para definir una situación así.

Sólo transmitir muchas fuerzas a esos papás.


En nuestro corazón siempre, E.

2 comentarios:

Jeza Bel dijo...

jooo, no había leído esta entrada!!!....que penita!!...mucho apoyo a la familia!

MIA dijo...

Ya ves Jeza, los diferentes finales que puede tener un pequeñin como éste, yo sólo espero que poco a poco la herida vaya curando, aunque no se olvida nunca algo como esto, un padre no está preparado para enterrar a su hijo y más siendo tan pequeñin.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...